En el marco del Plan Verano Seguro 2021, personal de las Unidades de Alcohol y Tabaco (UDAT), del Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), junto a técnicos del ministerio de Turismo verificaron que se cumplieran las medidas de bioseguridad en más de 86 establecimientos; entre restaurantes, hoteles, cabañas, bares y otros negocios de esparcimiento familiar a nivel nacional.

Entre las inspecciones que se realizaron están que los establecimientos cumplieran con las siguientes medidas: disponibilidad visible de dispensadores de alcohol para los visitantes, bandeja con amonio cuaternario, jabón líquido, uso de mascarillas en el personal, toma de temperatura y distanciamiento social, entre otras medidas.

Estas son acciones que realizan constantemente los abogados e inspectores de las UDAT con el fin de contribuir a la prevención de contagios por COVID-19.  

“Trabajar por resguardar la salud de la población es nuestra misión. Como inspectores nos dedicamos a constar que se respeten las medidas de bioseguridad. Los establecimientos que no cumplen con algunas medidas, se les levanta un acta, la cual firmamos y se comprometen a superar las faltas. Posteriormente realizamos una reinspección”, informó Jessica Lazo, inspectora de la UDAT de la región occidental del país.

De igual manera se verificó que todos los negocios turísticos y comercios respeten la Ley para el Control del Tabaco, la cual, en el artículo 6 indica que: “Ninguna persona fumará tabaco ni mantendrá tabaco encendido en áreas interiores de cualquier lugar público o privado”.