Autoridades del Sistema Nacional de Salud, SNS, informaron a la población que se espera un incremento de casos de enfermedad respiratoria por virus respiratorios y particularmente influenza A.

Desde la semana epidemiológica número 9, el Ministerio de Salud, mediante el boletín epidemiológico semanal, informó de la alerta epidemiológica girada por la OPS sobre el aumento de la circulación de virus respiratorio a nivel regional.

Los objetivos del sistema de vigilancia son: fortalecer el conocimiento de las características epidemiológicas de influenza y otras enfermedades respiratorias virales; vigilar los virus de influenza para la formulación de las recomendaciones de la vacuna; y la detección oportuna de nuevos subtipos virales con potencial pandémico.

Dicha vigilancia de Enfermedad Tipo Influenza (ETI) se realiza en “todo paciente de cualquier edad con una infección respiratoria aguda con temperatura medida de mayor o igual a 38° centígrados y tos, con aparición en los últimos diez días”.

Asimismo se realiza vigilancia de las Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG) a “todo paciente de cualquier edad con una infección respiratoria aguda, con historia de fiebre o fiebre medida mayor o igual a 38° centígrados y tos, con aparición dentro de los últimos diez días y que requiere hospitalización”.

Es importante que la población acuda al establecimiento de salud más cercano cuando presente dichos síntomas, ya que la severidad de la enfermedad puede variar dependiendo de diversos factores, en la mayoría de las personas produce una enfermedad leve, en otras puede convertirse en una afección que puede causar la muerte.

Los grupos de población de mayor predisposición a enfermedad grave son niños/as menores de 2 años, mayores de 60 años, embarazadas y personas con enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión arterial, obesidad, enfermedad pulmonar (EPOC), insuficiencia renal crónica, enfermedad cardiaca y/o inmunosupresión).

Entre las recomendaciones giradas al personal de salud está: continuar con las actividades rutinarias de vigilancia de la influenza: ETI, IRAG e IRAG inusitados; supervisar y garantizar que el personal de salud cumpla con las medidas de protección personal estándares. Vacunación a grupos de riesgo para prevenir enfermedad o reducir su severidad. Garantizar que todas las áreas de atención de pacientes dispongan de los insumos necesarios para la higiene de manos.

La población debe saber que la principal forma de transmisión de la influenza es por contacto interpersonal. Se recomienda el uso de pañuelos de papel para contener las secreciones respiratorias y posteriormente desecharlos; cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar; lavarse las manos con agua y jabón, especialmente antes y después del contacto directo con pacientes, o después del contacto con sus artículos personales o su entorno inmediato; el secado de manos se debe realizar con papel desechable. Evitar sitios de concentración de personas como cines, teatros, iglesias, mercados, supermercados y otros.

La ministra de salud ha girado comunicación al Ministerio de Educación para implementar y/o activar el funcionamiento de los filtros para la prevención de brotes en centros educativos y lugares de trabajo.