En el marco del día mundial sin alcohol, el Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD) reitera el llamado a la prevención de los riesgos y daños que ocasiona el consumo de alcohol en la población salvadoreña, debido a que es un factor causal en más de 200 enfermedades (cirrosis hepática, cáncer y enfermedades cardiovasculares); además de provocar discapacidad a una edad relativamente temprana y hasta la muerte.

La información anterior se respalda con datos del Ministerio de Salud (MINSAL), la cual revela  que  se han registrado 200 muertes hospitalarias, como promedio anual -en los últimos 5 años-. Cifra que representa aproximadamente 4,0% de todas las defunciones. Sólo en 2016, hasta el  22 noviembre, se han registrado 240 muertes. (SIMMOW/MINSAL).

En cuanto a la atención ambulatoria, se reporta un promedio de 7,329 personas alcohólicas  atendidas por año, en la última década. Siendo mayor el problema en los hombres (89%) con relación a las mujeres (11%). Para el 2015 se tuvo 14,582 atenciones de alcohólicos y en lo que va del año 11,506.  

La atención de los daños a la salud ocasionados por pacientes con la enfermedad del alcoholismo le cuesta al Ministerio de Salud cerca de US$ 1.2 millones, cada año, fondos que se destinan para atender los casos en los servicios hospitalarios. Mientras que  FOSALUD invierte, anualmente, un estimado de US$ $235,736.77.

Respecto a estos datos, la Directora Ejecutiva del FOSALUD, Licda. Verónica Villalta, mencionó que, en El Salvador se ha estimado que 2.1 millones de personas -mayores de 18 años- han experimentado el consumo de alguna bebida alcohólica, alguna vez en su vida. Casi la mitad de ellos (47.0%) iniciaron el consumo de alcohol a temprana edad, entre los 15 y 19 años, según la Encuesta Nacional de Alcohol (ENAT) 2014.

En esta estudio también se estimó que aproximadamente 735,822 personas se consideran como bebedores actuales de alcohol, de ellos 540,266 (73.4%) presenta un consumo nocivo del alcohol. Esto significa  3 o más bebidas alcohólicas por episodio de consumo.

Estos datos son dados a conocer en el marco del día mundial sin alcohol, donde el FOSALUD junto con otras instituciones que trabajan en la prevención y tratamiento de los daños ocasionados por el alcoholismo, realizaron un acto público en el que se menciona la necesidad de adoptar medidas eficaces para promover y proteger la salud y el bienestar de todos los ciudadanos, por encima de los intereses comerciales de la industria del alcohol y que están contempladas en la estrategia mundial de la OMS para reducir el uso nocivo del alcohol.

Entre las primera medidas se menciona el aumento de los impuestos al alcohol,  la imposición de una edad mínima para la compra, venta y para el consumo de bebidas alcohólicas, restricciones en los horarios y locales de venta y la regulación de su comercialización. La implantación de restricciones a la conducción en estado de ebriedad es otra de las medidas que pueden reducir las lesiones causadas por el consumo de alcohol en accidentes viales.

Al evento también asistieron usuarios de los centros de prevención y tratamiento de adicciones, quienes compartieron sus testimonios en su lucha contra la adicción.