Como parte de las diferentes medidas de protección para los trabajadores de salud y a fin de evitar el riesgo de contagio por COVID-19, la Directora Ejecutiva de Fosalud, Dra. Nathalie Larreinaga, continúa gestionando y garantizando la realización de pruebas entre personal que brinda atención médica en los establecimientos de salud.

Con el apoyo del Ministerio de Salud, las pruebas se realizan tanto en las oficinas administrativas como en los diferentes establecimientos a nivel nacional, donde se prioriza al personal que se encuentra en áreas de riesgo por el contacto con pacientes sospechosos.

La realización de tamizajes inició en marzo pasado, con el objetivo de evitar que el virus se propague en el personal sanitario que incluye además de médicos y enfermeras a técnicos, encargados de farmacia, motoristas de ambulancias, auxiliares de servicio, entre otros.

Estas acciones son parte del compromiso que se realiza desde el Ejecutivo para velar por la salud y la vida del personal que se encuentra brindando servicios médicos en todos los niveles de atención a la población salvadoreña. 

En los lugares asignados hay tres expertos en salud: dos que se encargan de tomar datos y entregar los insumos y otro en asistir al paciente, indicó la Coordinadora del Primer Nivel de Atención, Dra. Elena Palma.