Con el objetivo de informar y hacer conciencia sobre los daños físicos y psicológicos que ocasionan los artefactos pirotécnicos en las personas que lo manipulan, el Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD) entregó al Ministerio de Educación 400 mil trípticos y 25,000 afiches que contienen recomendaciones para prevenir este tipo de lesiones.

La directora ejecutiva del FOSALUD, Licda. Verónica Villalta, explicó que el objetivo de la distribución de materiales impresos es informar a la población estudiantil sobre el riesgo que presenta la manipulación de la pólvora, la gravedad de las lesiones y el  difícil proceso de rehabilitación al que se someten las víctimas de estos artefactos. La inversión en esta materia supera los  $50,000. La entrega de materiales es la antesala de la campaña de prevención de lesiones producidas por la pólvora, que este año se denomina “¡la pólvora es peligrosa!”.

El año pasado, pese a que ya se contaba con una Ley Especial para la Regulación y Control de los productos pirotécnicos, el Ministerio de Salud reportó dentro del periodo contemplado del 1 de noviembre de 2016 al 6 de enero de 2016, un total de 175 quemados por pólvora, 11 más que el año anterior, donde hubo 164.

MINED distribuirá el material a más de tres mil centros educativos para que los docentes tomen una hora clase de la materia de Ciencias Naturales para exponer el peligro del uso indebido de la pólvora. “Deben sensibilizarse del daño que ocasiona la pólvora, por tanto, se hace un llamado a toda la comunidad educativa que antes de irse de vacaciones, se lleve este mensaje porque ponen en riesgo la salud de los alumnos”, subrayó el Viceministro de Educación, Francisco Castaneda.

Los artefactos que más daño causaron a nuestra niñez durante el año pasado fueron el mortero (62), otros pirotécnicos (41), pólvora china (25),  silbador (14) y buscaniguas (3), estos  últimos está prohibido su fabricación y comercialización. La mayoría de los afectados provienen de San Salvador (44), La Libertad (19), Cabañas (16) y Cuscatlán (15).

El mismo informe final de quemaduras por pirotécnicos reporta que el  87% de los afectados (153) se lesionaron entre las fechas del 24 de diciembre de 2015 al 3 de enero de 2016.

La campaña es financiada por el FOSALUD, pero ha sido construida con el apoyo de todas las instituciones vinculadas en el tema de prevención de lesiones ocasionadas por la pólvora y derechos de la niñez: Ministerios de Salud, Gobernación, Educación y Defensa; Cuerpo de

Bomberos de El Salvador,  Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), Policía Nacional Civil, Batallón de Sanidad Militar, Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, entre otras entidades que integran la Comisión Intersectorial de Salud.