La Comisión Intersectorial de Salud, CISALUD, mostró la mañana del miércoles, 20 de diciembre, su preocupación por el alto número de quemados que hasta el momento se registran en el Sistema Nacional de Salud. Las autoridades realizaron un enérgico llamado a La población salvadoreña para prevenir que niñas, niños y adolescentes resulten afectadas por manipulación de pólvora, puesto que los casos han aumentado en el último año.

En total, entre niños y adultos, el Sistema Nacional de Salud registra 36 personas con quemaduras por pólvora, cifras que son alarmantes para las autoridades, ya que en el mismo periodo de 2016 se registraron solo 13 casos en general de quemados por cohetes.

“Es decir, casi el triple de quemados con respecto del año anterior. Para 2016 teníamos únicamente cuatro quemaduras severas, sea del grado 2 o del grado 3; sin embargo, ya para este año, ya el número de quemaduras que tenemos es de 17, que son las quemaduras grado 2 y 3, es decir, estas son quemaduras que ameritan hospitalización”, dijo Eduardo Espinoza, viceministro de Salud.

Esta situación ha hecho que el Ministerio de la Defensa y la Policía Nacional Civil (PNC) se mantengan en alerta ante la venta ilegal de productos pirotécnicos que se comercializan con otro nombre y presentación para hacerlos pasar como legales y así evadir la Ley Especial para la Regulación y el Control de las Actividades Relativas a los Pirotécnicos, en su artículo 39 prohíbe la fabricación, almacenamiento, comercialización, importación, internación y manipulación de los productos pirotécnicos conocidos como: Silbadores, morteros superiores al número cinco, bombas de mezcal, fulminantes, buscaniguas, chisas del diablo, roquet chino, misil chino, triángulo de la muerte, mina de mar, pelotita de fútbol explosiva, destructor, botellita de champan y productos con efectos similares a los mencionados.

Por su parte, Verónica Villalta, directora Ejecutiva del Fondo Solidario para la Salud, comentó que la institución que representa tiene más de cinco años sensibilizando y concientizando a la población sobre el no uso de pólvora. “En 2017, hemos desarrollado la campaña “¡Cero Pólvora! La celebración perfecta de fin de año” la que dio inicio en el mes de agosto, entregamos materiales informativos, al Ministerio de Educación, para socializar con la comunidad docente sobre los daños psicológicos y físicos que ocasiona la manipulación de pólvora; también estamos realizando perifoneo en los cuatro departamentos que reportan mayor número de personas lesionadas por pólvora como son: San Salvador, La Libertad, Santa Ana y Cuscatlán; hemos estado en más de 20 emisoras de radio, cinco canales de televisión difundiendo mensajes de prevención; también hemos visitado los principales centros comerciales con actividades que orienten a la población a no utilizar productos pirotécnicos en estas festividades.”

Agrego que en El Salvador no se puede continuar con una tradición que daña la vida de la niñez, enfatizando que la protección de menores es responsabilidad de los adultos: “quisiéramos que en este 24 y 31 de diciembre haya cero niños quemados. “afirmó la funcionaria.

Finalmente, Patricia Calderón, Jefa de la Unidad de Quemados del Hospital de Niños Benjamín Bloom, agregó que el 80% de los niños y niñas se queman sin la supervisión de un adulto, especialmente con productos que se encuentran prohibidos por la Ley. “La recuperación de una quemadura puede tardar años, no permitamos que nuestra niñez manipule pólvora en estas festividades de fin de año, por muy insignificante que se vean, los daños pueden ser fatales”, aseguró la especialista.

Fosalud, mediante sus redes sociales tendrá recomendaciones para evitar accidentes por pólvora, así como qué hacer ante una quemadura.