En el marco de implementación del plan de repatriación de salvadoreños en el exterior que por motivo de la emergencia por COVID-19 se quedaron en tránsito o fuera del país sin poder retornar, el personal de las Oficinas Sanitarias Internacionales (OSI) ha intensificado la vigilancia epidemiológica y el monitoreo de febriles.

Los controles epidemiológicos se realizan en las fronteras terrestres, marítimas y aeropuertos, con el objetivo de garantizar la seguridad y salud de las personas que ingresan al territorio salvadoreño.

Desde su creación, las OSI han implementado medidas de control sanitario para la prevención y detección de enfermedades, controles que se intensificaron al inicio de la Emergencia Nacional por COVID-19, y ahora con el regreso de nuestros compatriotas.

Desde el 01 de mayo, el personal de las OSI ha dado fiel cumplimiento a los protocolos sanitarios nacionales e internacionales establecidos en el país, para el control que se realiza a todos los compatriotas que regresan al país bajo el Plan Repatriación impulsado por el Gobierno del presidente Nayib Bukele.

El personal continúa realizando orientación en salud al viajero, toma de temperatura, verificación de documentación sanitaria de pasajeros, tripulantes, medios de transporte, certificado de vacunas y emisión de certificados de exención y control de sanidad en los 12 puntos fronterizos, entre otras acciones.

Tras la declaratoria de Emergencia Nacional en enero pasado y con el fin de prevenir o retardar el ingreso inminente del COVID-19 a través de los viajeros, se amplió horarios de atención a 24/7 en las 10 OSI con las que se contaba. Además, Fosalud abrió dos oficinas más, una en Perquín, Morazán y otra en Puente Integración en Ciudad Victoria, Cabañas.

Ante la demanda de viajeros y el estricto control que se debía realizar, la institución realizó nuevas contrataciones para reforzar al personal para atender en horarios nocturnos. Otras de las acciones que se desarrollaron fueron las capacitaciones relacionadas con medidas de prevención como adecuado lavado de manos, uso de mascarilla, distanciamiento social e identificación de síntomas de alerta por contagio de COVIS-19.