Con el objetivo informar a la comunidad educativa sobre el riesgo que representa la manipulación de la pólvora, el Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD) entregó al Ministerio de Educación material para la prevención de los daños que produce los pirotécnicos, principalmente en la niñez. Lo anterior es parte del pre lanzamiento de la campaña denominada “Cero pólvora: la nota perfecta de fin de año” y que busca informar sobre las medidas preventivas para evitar lesiones.

Este material será distribuido a los 5,184 Centros Escolares del sector público a nivel nacional, a través de la Dirección Nacional de Prevención del Ministerio de Educación. El objetivo de estos materiales es sensibilizar a los estudiantes a no quemar pólvora o cualquier artefacto explosivo porque les podrían provocar severos daños en su cuerpo. Además, se activarán los psicólogos del MINED para orientar sobre las consecuencias que dejan las quemaduras.

Para la producción de los materiales, FOSALUD ha realizado una inversión de $25,000 en la impresión de afiches y trípticos que servirán de apoyo didáctico en las charlas de prevención impartidas por los docentes, en la cual les expliquen el riesgo que conlleva la manipulación de estos productos y las complicaciones del proceso de rehabilitación al que se ven sometidas los afectados por la pólvora.

La Directora Ejecutiva del Fosalud, Licda. Verónica Villalta, explicó que los mensajes de esta campaña van dirigidos a informar sobre el peligro que representa la manipulación de pólvora (morteros, cohetillo, silbador y pólvora china), los cuales en 2016 fueron los artefactos pirotécnicos que mayor daño dejaron a la niñez.

Dentro de los datos registrados por el Ministerio de Salud, desde el 1 de noviembre de 2016 al 6 de enero de 2017, fueron 189 los afectados por artefacto pirotécnico, quienes principalmente provienen de San Salvador, La Libertad, Santa Ana y Cuscatlán. El artefacto pirotécnico que más daño ocasionó en los infantes fue el mortero (75 casos); le siguen el cohetillo (30), silbador (21) y pólvora china (19).

La campaña es financiada por el FOSALUD pero construida con el apoyo  las instituciones vinculadas en el tema de prevención de lesiones ocasionadas por la pólvora y derechos de la niñez (Ministerios de Salud, Gobernación, Educación y Defensa) Cuerpo de Bomberos de El Salvador,  Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), Policía Nacional Civil, Batallón de Sanidad Militar, Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, entre otras entidades)