Una misión conformada por representantes de La Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (La Unión), fue recibida por la directora ejecutiva de Fosalud, doctora Nathalie Larreinaga, con el objetivo de sostener un primer encuentro con la nueva titular y el equipo técnico para continuar impulsando el fortalecimiento de las políticas públicas de control de tabaco en el país.

En la visita liderada por Ricardo Cruz, subdirector de Control de Tabaco para América Latina y Jorge Cárdenas, Técnico de Control de Tabaco, ambos de La Unión, se presentaron los avances en la ejecución del Proyecto Fortalecimiento de la capacidad Nacional para implementar El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT OMS) en El Salvador, que es financiado por dicha institución.

Los esfuerzos que se realizan tienen la finalidad de generar una respuesta nacional articulada entre las instituciones gubernamentales y sociedad civil, así como para cerrar las brechas existentes del marco normativo de control de tabaco vigente respecto al CMCT.

El Salvador, en los últimos años, ha tomado acciones importantes para implementar las medidas contenidas en el CMCT, sin embargo, existe la necesidad de fortalecer las acciones preventivas contra el consumo del tabaquismo, en este sentido los representantes de La Unión, manifestaron su interés de continuar desarrollando acciones conjuntas en los próximos años. 

En El Salvador, de acuerdo al estudio de Caso de Inversión presentado en 2018, mueren anualmente 1,624 personas por el uso del tabaco, el 46% de ellas se consideran muertes prematuras (debajo de los 70 años). El 78% del total de las muertes fueron ocasionadas por consumo directo y un 22% por exposición al humo de tabaco.

Dicho estudio también estimó que el consumo de tabaco le cuesta a la economía del país $263.6 millones en pérdidas económicas, lo que equivale aproximadamente al 1 por ciento del PIB.

San Salvador, 6 de septiembre de 2019.