Si las medidas implementadas en las últimas semanas por las autoridades de salud no hubiesen funcionado, El Salvador ya estaría en la fase 3 de la pandemia del COVID-19, así lo aseguró el ministro de Salud, Francisco Alabí, quien además exhortó a los salvadoreños a seguir respetando la cuarentena.

El ministro detalló que, para el tratamiento de los pacientes con COVID-19, se están aplicando los protocolos internacionales además de contar con los profesionales de la salud capacitados para el cuido y recuperación de pacientes.

“Tenemos cerca de 250 unidades para el manejo de pacientes críticos de COVID-19, además, 30 Unidades de Cuidados Intensivos y cerca de 275 respiradores eléctricos”, informó el ministro.

En cuanto a la detección de casos de COVID-19 en el interior del país, el funcionario destacó que los promotores de salud cuentan con el equipamiento necesario para la identificación temprana de los casos.

“Quiero reiterar el llamado para la población para que continúe con las medidas preventivas. Es importante la reapertura económica, pero en este momento la circulación del virus es grande”, enfatizó el ministro Alabí.