El Fondo solidario para la salud entregó esta semana monitores de ritmo cardiaco fetal (Dopplers) a nueve Hogares de Espera Materna (HEM) y 15 Unidades Comunitarias de Salud Familiar (UCSF) para fortalecer la consulta en el programa materno infantil, invirtiendo más de 3 mil 700 dólares en los equipos. En ambos establecimientos, la institución apoya con la contratación de personal.
En una primera fase los equipos estarán destinados a los Hogares de Espera Materna de Anamorós, Chirilagua, Izalco, Puerto El Triunfo, Sensuntepeque, Planes de Renderos, Sonsonate, Perquín y Cara Sucia; además de las Unidades Comunitarias de Salud Familiar de Meanguera del Golfo, San Francisco Gotera, Suchitoto, El Paraíso y Armenia. Posteriormente al resto de establecimientos.
Mediante un monitor fetal Doppler se brinda la frecuencia cardíaca (latidos del corazón) del bebé mientras se encuentra en el vientre materno, verifica que la salud esté en óptimas condiciones. Además, permite a las madres escuchar los latidos del ser que alojan en ellas, mejorando con ello la calidad y calidez del servicio brindado a las embarazadas.
El Fosalud cuenta con 19 HEM, estratégicamente ubicados, para atender a mujeres en periodo de gestación que proceden de áreas geográficas con acceso complicado para la población. Bajo esta modalidad de atención, las mujeres embarazadas pueden alojarse en estos establecimientos, hasta por 10 días antes del parto, durante su estadía reciben promoción básica de la salud con enfoque de género y derechos reproductivos a la pareja, atención a la salud para las embarazadas, puérperas y sus recién nacidos; además, el traslado al centro hospital de referencia para la atención del parto.
La coordinadora de los HEM en Fosalud, Dra. Cristina Vega, expresó que este un esfuerzo conjunto para que las mujeres embarazadas tengan toda la atención que se merecen antes y después del parto”. Cada establecimiento de atención materna es atendido por 4 Licenciadas Materno Infantil, está abierto las 24 horas del día, los 365 días del año.