El Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD) y el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (MINEDUCYT), firman una carta de entendimiento para fortalecer la promoción de la salud, el abordaje de las enfermedades no transmisibles (ENT), así como para establecer un sistema de vigilancia para el control del tabaco en la comunidad educativa.

La iniciativa forma parte del proyecto «Fortalecimiento de la educación y vigilancia sobre la epidemia del tabaco», financiado por la Fundación Bloomberg Phillanthropies, por un monto de US$100,000, que fueron otorgados a FOSALUD, en los Premios al Control Mundial del Tabaco de Bloomberg Philanthropies 2018, por sus esfuerzos por implementar y hacer cumplir ambientes libres de humo en lugares públicos.

Con esta iniciativa se espera trabajar articuladamente en fortalecer la promoción de la salud. Dentro de las acciones, como Fondo Solidario para la Salud se establecerá y desarrollará un sistema de vigilancia de la epidemia del tabaco, que brinde información confiable, oportuna, relevante y sistemática.

Como Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología se busca incorporar al currículo los temas de las ENT, en los tres niveles educativos: educación inicial y parvularia; educación básica y educación media, a través de la elaboración de tres guías metodológicas y un módulo de formación docente, para los tres niveles.

De igual manera se espera desarrollar materiales interactivos sobre la epidemia del tabaquismo y las consecuencias sanitarias, socioeconómicas y ambientales del consumo de tabaco y la exposición al humo, como fumador pasivo o ajeno. Todas estas acciones con el apoyo de FOSALUD.

De acuerdo a estadísticas el tabaco es considerado una de las mayores amenazas para la salud pública y el principal factor de riesgo de las ENT, en 2016 en El Salvador murieron 1,624 personas por el uso del tabaco, el 46% de ellas se consideran muertes prematuras (debajo de los 70 años). El 78% del total de las muertes fueron ocasionadas por consumo directo y un 22% por exposición al humo de tabaco.

Por otra parte, los resultados del informe de la Encuesta Mundial sobre Tabaco en jóvenes, (GYTS, 2015), reveló que los jóvenes y adolescentes inician a temprana edad el consumo de tabaco. Ocho de cada 10 jóvenes encuestados (75.3%) manifestaron haber iniciado el consumo de tabaco a los 13 años o antes; además, seis de cada 10 (63.8%) fumadores jóvenes muestran signos de dependencia al tabaco.