Los resultados del IV Censo Nacional de Talla y el I Censo Nacional de peso en escolares de primer grado reveló que existen prevalencias muy altas en sobrepeso (17.1%) y obesidad (13.64%) que afectan a un total de 34,426 niños y niñas distribuidos a nivel nacional.

La distribución de los datos a nivel departamental muestra que los departamentos con las mayores prevalencias de obesidad en niñas y niños de primer grado son San Salvador, La Libertad, Chalatenango y San Vicente. En San Salvador, cerca de 4 de cada 10 niños y niñas entre 6 y 9 años presentan obesidad o sobrepeso.

Las mayores prevalencias que se observan en estos departamentos es debido a la inducción al consumo por la publicidad engañosa, la deficiente regulación de los alimentos, la presencia de ambientes obesogénicos, los cambios en los patrones de alimentación, la interferencia de la industria alimentaria y la limitada actividad física en los centros escolares.

Ante esta situación y en en atención a la reforma a la Ley General de Educación avalada en 2015 por la Asamblea Legislativa, en la cual insta al MINED a regular y controlar la comercialización de alimentos en las escuelas, el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) lanza una campaña de prevención denominada Alimentos sanos, estudiantes más saludables” dirigida a sensibilizar a los administradores de cafetines y tiendas escolares, ya que estos  son espacios significativos para la adquisición de conocimientos sobre la alimentación saludable por la cantidad de tiempo en el año que las niñas y niños permanecen expuestos a este tipo de alimentación.

La Directora Ejecutiva del Fosalud, Licda. Verónica Villalta, explicó que los administradores de las tiendas y cafetines escolares deben garantizar la disponibilidad de alimentos saludables y que estos espacios estén protegidos de la publicidad engañosa de las empresas, quienes reconocen a la población escolar como un importante nicho del mercado.

En julio pasado, el MINED con el apoyo del MINSAL presentaron la normativa “Regulación de Tiendas y Cafetines Escolares Saludables” que sirve para proteger la salud y nutrición de los estudiantes dentro de los centros educativos públicos y privados.

“Estamos trabajando para que, desde la perspectiva de salud, haya una mejor nutrición de la población escolar, porque –según estadísticas del Ministerio de Salud-  hay un incremento de las enfermedades crónicas y lo que nos preocupa es que esta alza está apareciendo en personas muy jóvenes”, sostuvo la ministra de Salud, Violeta Menjívar, durante la presentación de la normativa. La campana se difundirá en medios masivos de comunicación y en centros escolares, por medio de charlas y actividades lúdicas.