Con el propósito de dar cumplimiento al marco normativo de control del tabaco, Fosalud promueve diversas estrategias y acciones orientadas a la reducción de la oferta, la demanda y los daños por el consumo de tabaco y sus productos así, como la exposición al humo de tabaco, a través de las Unidades de Alcohol y Tabaco (UDAT).

Las Unidades de Alcohol y Tabaco, UDAT, del Fondo Solidario para la Salud, Fosalud, ha inspeccionado 1, 847 establecimientos, ya sean estos restaurantes, centros nocturnos, bares y tiendas de conveniencia, en las cinco regiones del país, durante 2017 en el marco del cumplimiento a la Ley para el Control del Tabaco y su reglamento.

En concreto, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017 se ha inspeccionado en la región central 357 establecimientos, en la región paracentral 249, metropolitana 338, oriente 482 y 421 en occidente un total de 1, 847 establecimientos, de estas 1, 760 cumplían con la normativa en la visita realizada, según han explicado desde la coordinación de la UDAT.

Por otra parte, 87 establecimientos de los inspeccionados durante el año anterior no cumplían con lo establecido en la normativa vigente y en estos casos se ha inicio de la tramitación de procesos administrativos sancionatorios. Se han recaudado 28 mil 200 dólares en concepto de procesos administrativos.

Los procesos administrativos sancionatorios fueron impuestos a establecimientos que comercializan tabaco sin autorización, que promueven el consumo de tabaco en lugares no permitidos por la ley, mantener dentro o fuera del establecimiento publicidad de tabaco sin autorización y otras acciones que incumplen la Ley para el Control del Tabaco y su reglamento.

Este esfuerzo se realiza conjuntamente con las Direcciones Regionales de Salud, y Dirección de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, Alcaldías Municipales y Policía Nacional Civil, instituciones que buscan promover entre la comunidad salvadoreña, los lugares libres de humo de tabaco contenidos en el artículo 6 de la Ley para el Control del Tabaco y artículo 23 de su Reglamento.

Por esta razón, se inauguran las jornadas intersectoriales de verificación de la Ley para el Control del Tabaco.

Datos nacionales de la Encuesta Nacional de Alcohol y Tabaco 2014 (ENAT 2014) realizada por Fosalud, revelan que todavía existe un alto porcentaje de fumadores de tabaco (más de un cuarto de millón de salvadoreños, es decir 357,793 mayores de 18 años que fuman) el 5.5% de estos fumadores tienen un patrón de consumo dañino ya que fuman de 11 a 20 cigarrillos.

En la misma línea, según el informe de país de la Encuesta Mundial sobre Tabaco en jóvenes, GYTS, El Salvador 2015, reveló que, a pesar de los esfuerzos implementados para reducir el consumo de tabaco en el país, este continúa presentando datos preocupantes en la población menor de edad (de 13 a 15 años). Se estima que 8 de cada 10 (75.3%) de los estudiantes ha iniciado su consumo de tabaco a los 13 años o antes; 6 de cada 10 (63.8%) fumadores muestra signos de dependencia al tabaco y más de 1500 salvadoreños mueren al año por enfermedades asociadas al consumo de tabaco y que el 17.2% de los estudiantes estuvo expuesto al humo de tabaco ajeno en su hogar y un 42.7% en espacios públicos, en los últimos siete días; mientras que el 41.1% vieron a alguien fumar dentro del establecimiento escolar o en entornos abiertos del predio escolar, en los últimos 30 días. Esta situación despierta la preocupación de las autoridades nacionales de la salud, quienes aspiran reducir los índices de tabaquismo en un 30% hacia el año 2030.