Fosalud celebró -de manera simbólica y junto a las embarazadas alojadas en 20 Hogares de Espera Materna, la Semana Mundial de la Lactancia Materna, actividad que se desarrolla cada año durante la primera semana de agosto en 170 países de todo el mundo, con la finalidad de fomentar el amamantamiento como el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita en los primeros meses de vida.

Como parte de la celebración, Fosalud brindó asesoría cualificada sobre lactancia materna y promocionó la donación de leche materna a los Bancos de Leche Humana (BLH), lo cual es otra de las estrategias respaldadas por la institución para desarrollar la cultura de la lactancia materna y a su vez beneficiar a recién nacidos prematuros y de bajo peso ingresados en hospitales de la red pública, esto como parte de las acciones sanitarias más efectivas en la disminución de la mortalidad infantil.

Según lo especificado en la Plan Nacional de la Primera Infancia, estrategia impulsada por la Primera Dama de la República, Gabriela de Bukele, la lactancia materna se encuentra entre los principales factores que pueden favorecer el desarrollo infantil temprano, siendo uno de los tres principales ejes del Plan, centrándose en la salud y la nutrición de las niñas y niños, y en la promoción de la lactancia materna exclusiva.

 Aún en las condiciones actuales generadas por la epidemia COVID-19, y a fin de brindar protección permanente a los recién nacidos, Fosalud mantiene activo sus centros de recolección de leche humana en los Hogares de Espera Materna ubicados en Anamorós y Coatepeque.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo, las tasas de lactancia materna exclusiva podría salvar la vida de 820.000 niños cada año.