Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias, junto a los Ministerio de Salud (MINSAL) y Ministerio de Educación (MINED) oficializaron el “Proyecto de Fortalecimiento de la Capacidad Nacional, para la implementación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco (CMCT) en El Salvador”.

El proyecto busca fortalecer la gobernabilidad para la aplicación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, de igual manera, se proyecta reducir el consumo de tabaco en jóvenes y la exposición de estos al humo de segunda mano en El Salvador.

Según el informe de país de la Encuesta Mundial sobre Tabaco en jóvenes, GYTS, El Salvador 2015, reveló que, a pesar de los esfuerzos implementados para reducir el consumo de tabaco en el país, este continúa presentando datos preocupantes en la población menor de edad (de 13 a 15 años). Se estima que 8 de cada 10 (75.3%) de los estudiantes ha iniciado su consumo de tabaco a los 13 años o antes; 6 de cada 10 (63.8%) fumadores muestra signos de dependencia al tabaco y más de 1500 salvadoreños mueren al año por enfermedades asociadas al consumo de tabaco. Esta situación despierta la preocupación de las autoridades nacionales de la salud, quienes aspiran reducir los índices de tabaquismo en un 30% hacia el año 2030.

Para la Ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar el país avanza en la disminución de consumo de tabaco en jóvenes: “Se ha reducido casi seis puntos porcentuales, hemos pasado del 19% en el año 2003 al 5.9% en el año 2015, afirmó la funcionaria.”

Agregó, “lo más alarmante son los niveles de exposición al humo de tabaco ajeno tanto en espacio cerrados como abiertos”. La encuesta detalla que, el 17.2% de los estudiantes estuvo expuesto al humo de tabaco ajeno en su hogar y un 42.7% en espacios públicos, en los últimos siete días; mientras que el 41.1% vieron a alguien fumar dentro del establecimiento escolar o en entornos abiertos del predio escolar, en los últimos 30 días.

Por su parte, el experto internacional, Jorge Laucirica, asesor técnico de La Unión, para el Control del Tabaco en América Latina, destacó el trabajo que Fosalud realiza, y la necesidad de que este esfuerzo sea articulado de manera conjunta con las instituciones gubernamentales y la sociedad civil. Así como la relevancia del proyecto como un ejemplo de buena práctica en la región: “El Salvador es el único país de la región de América Latina, donde tenemos un proyecto para integrar una estrategia nacional de control de tabaco que involucre a todos los sectores gubernamentales y no gubernamentales en este momento” expresó Lauricica.

Verónica Villalta Directora Ejecutiva de Fosalud, enfatizó que las iniciativas oficiales de lucha contra el tabaquismo iniciaron en 2009, se trabaja en la parte preventiva del consumo de estas sustancias a través de campañas educativas por medio de las cuales se visualizan los daños del consumo de tabaco, se brinda apoyo con 5 Centros de Prevención y Tratamiento de adicciones como parte del soporte que Fosalud ofrece a la población que desea dejar de fumar. También se han creado Unidades de Alcohol y Tabaco (UDAT) para dar el seguimiento a la Ley para el Control de Tabaco atendiendo denuncias y realizando inspecciones en los diferentes establecimientos. De igual manera, se ha logrado la obligatoriedad de incluir en los paquetes de cigarrillos mensajes que ocupan el 50% de tamaño de la cajetilla y en ambas caras, para informar a la población sobre los daños que ocasiona a la salud.

De igual manera, la Directora del Fondo, señaló que Fosalud tiene un fuerte compromiso en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), por lo que el proyecto oficializado, el pasado martes, 23 de enero, en conjunto con La Unión, y el proyecto FCTC 2030 contribuirá a convertir al país en un ejemplo en la lucha para el control de tabaco. De igual forma, en el desarrollo de un marco normativo integral que permita cerrar las brechas sustanciales en la aplicación del CMCT y proteja a la niñez y adolescencia de los enormes daños del consumo y exposición pasiva al humo de tabaco.

En El Salvador, la Encuesta Mundial sobre el Tabaco y los Jóvenes fue realizada por Fosalud en coordinación con el Ministerio de Educación (MINED). Completaron la encuesta 3,215 estudiantes aptos de 7. ° a 9. ° grados, de los cuales 2,567 tenían 13-15 años.