La estrategia de prevención del embarazo en adolescentes, implementada por el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud)  fue presentada en el foro denominado “buenas prácticas en salud integral de adolescentes con énfasis en la prevención del embarazo”.

Esta estrategia es considera por Fosalud, a través del Programa Salud de la Niñez, Adolescencia y Mujer, debido a que el embarazo en la adolescencia es una problemática social y de salud pública, que trae consecuencias en la calidad de vida de adolescentes, sus familias y la sociedad, que se magnifica en los sectores más pobres donde la desigualdad y la falta de oportunidades contribuyen a perpetuar la pobreza.

La doctora Cristina Vega, coordinadora del Programa Salud de la Niñez, Adolescencia y Mujer y quien dio a conocer esta estrategia, manifestó que para implementarla se cuenta con “75 mujeres profesionales en salud materna e infantil, con funciones en los Hogares de Espera Materna y con 3 profesionales hombres en salud materna e infantil que laboran en comunidades de salud de difícil acceso.

Con esta acción se ha permitido mejorar conocimientos precisos y cambio de actitudes de adolescentes en salud sexual y reproductiva para la prevención del embarazo, teniendo como áreas de intervención Rancho Quemado y Perquín del departamento de Morazán; la Isla Espíritu Santo y Jiquilisco en Usulután y los 19 Hogares de Espera Materna, distribuidos a nivel nacional y se han beneficiado a adolescentes y jóvenes; adolescentes embarazadas, madres, padres de adolescentes y otras familias.

Entre las actividades que se han realizado, está promoción y atención a grupos de adolescentes, fomento de la organización juvenil para participar activamente en el desarrollo de sus comunidades, formación de facilitadores y multiplicadores, como líderes o lideresas comunitarias para prevención del embarazo en adolescentes.

Todo esto también conlleva a actividades educativas donde participan grupos organizados como club deportivo, de adolescentes embarazadas, de adolescentes, usuarias y usuarias de los servicios se incluyen padres y madres de adolescentes, personal docente de las escuelas, entre otros.

La información anterior fue expuesta en el contexto del segundo Foro de buenas prácticas en salud integral de adolescentes, organizado por la Alianza Intersectorial de Adolescentes y Jóvenes, en coordinación con la red de referentes nacionales de la atención de adolescentes, de la que forman parte más de 50 entidades.

El objetivo del foro fue para evidenciar estrategias efectivas desarrolladas, lecciones aprendidas, innovaciones en la atención de adolescentes y jóvenes a nivel intramural y