Con una representación de las causas fatales que deja la conducción automovilística bajo los efectos del alcohol, el Fondo Solidario para la Salud FOSALUD, presentó a los protagonistas de “Destino Final” e “Impacto Profundo”, en el marco de la celebración del Día Mundial Sin Alcohol 2017.

Con dicha representación FOSALUD buscó crear conciencia en la juventud salvadoreña sobre el consumo nocivo del alcohol, la conducción peligrosa y los riesgos de sufrir lesiones por accidentes de tránsito, así como también evidenciar el daño colateral que sufren muchas personas que se ven involucradas a causa de la irresponsabilidad de conductores temerarios.

De igual manera, mostrar un testimonio vivo que con el alcohol al volante los únicos caminos seguros son la cárcel, cementerios y hospitales.

Durante la representación se conocieron historias trágicas como la de Juan Carlos, protagonista de un accidente en la Zona Rosa, quien, manejando con 300 grados de alcohol en la sangre, perdió el control de su vehículo, lo que provocó que colisionara con un separador. Este accidente le ocasionó un trauma craneoencefálico severo, que lo dejó casi 3 semanas en coma y con pronóstico reservado, una vez que salió recuperó su capacidad cognitiva y de lenguaje, pero no la movilidad.

Historias como la de Lucia impactaron a la audiencia al recordar que tras haber perdido la cuenta de los tragos y querer continuar la fiesta en la playa, acabó con su vida cuando se durmió y se estrelló con un árbol rumbo a la Costa del Sol.

Otro de los protagonistas que desfilo por una alfombra roja inusual fue José, quien perdió su libertad al ser condenado a la cárcel por embestir a un niño y a una mujer que caminaban por la carretera, cuando regresaba del Puerto de La Libertad en completo estado de ebriedad.

Al cierre del evento se contó con la participación artística cultural de Shaka y Dres, embajadores de la campaña y creadores del tema “Alma Inocente”, cuyo mensaje invita a adolescentes y jóvenes a vivir libres de las adicciones.