El Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), lanza la campaña para prevenir el sobrepeso y obesidad ¡Muévete a lo sano!, con el objetivo de sensibilizar e informar a la comunidad educativa, madres, padres de familia y población en general sobre cómo adquirir hábitos saludables, a través de la actividad física variada y la alimentación saludable.

El sobrepeso y la obesidad es uno de los problemas de salud pública más graves a nivel mundial, que predispone a las personas a padecer de numerosas enfermedades no transmisibles como la diabetes tipo II, hipertensión, enfermedades coronarias, vasculares cerebrales, óseas y algunos tipos de cáncer.

En El Salvador, de acuerdo con los resultados del IV Censo Nacional de Talla y el I Censo Nacional de Peso en Escolares de primer grado, mayo 2016, existen prevalencias muy altas en sobrepeso (17%) y obesidad (14%) que afectan a un total de 35,000 niñas y niños a nivel nacional. Por otro lado, la Encuesta de Salud Escolar del 2013 reportó que los escolares entre 13 a 15 años tenían una alta prevalencia de sobrepeso (29%) y obesidad (10%). Dicho estudio también reveló, que solo el (21%) realizaban actividad física.

Ante este panorama, FOSALUD, impulsará una serie de iniciativas dirigidas a la comunidad educativa y población en general, entre las que se encuentran: distribución de materiales informativos en Centros Escolares, consejería nutricional durante las jornadas médicas que FOSALUD, realiza, a través de las Unidades Móviles, que se desplazan en comunidades vulnerables, zonas limítrofes del país y festivales para el Buen Vivir. Del mismo, se entregará material informativo a los usuarios de las Unidades Comunitarias de Salud Familiar y se realizará la promoción de pausas activas en diferentes puntos de San Salvador para motivar a la ciudadanía a incluir en su rutina diaria la actividad física.

De acuerdo con la directora ejecutiva de FOSALUD, Verónica Villalta, un nivel adecuado de actividad física reduce el riesgo de padecer de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidentes cerebrovasculares, diabetes, cáncer de mama y colon, además mejora la salud ósea y funcional de las personas, ayuda al equilibrio calórico y el control del peso, así como también mejora el rendimiento escolar de las niñas y los niños, entre otros beneficios. Señaló.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), apuntan a que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial, asimismo, señalan que 41 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso en todo el mundo. Estos niños tienen muchas probabilidades de convertirse en adultos obesos, de sufrir en edades tempranas de diabetes y enfermedades cardiovasculares, de tener una muerte prematura y discapacidad si no se toman las medidas necesarias.