La epidemia del tabaquismo es un problema de salud pública que preocupa al país, de acuerdo a los resultados del informe de la Encuesta Mundial sobre Tabaco en jóvenes, (GYTS, 2015), los jóvenes y adolescentes inician a temprana edad el consumo de tabaco. Ocho de cada 10 jóvenes encuestados (75.3%) manifestaron haber iniciado el consumo de tabaco a los 13 años o antes; además, seis de cada 10 (63.8%) fumadores jóvenes muestran signos de dependencia al tabaco.

Pese a que el consumo de tabaco en los jóvenes se ha reducido en 6 puntos porcentuales, pasando del 19% en el (2003) a 13.1% en (2015), se deben redoblar los esfuerzos para evitar la iniciación y promover el abandono del consumo de tabaco.

Otra preocupación son los datos que reporta el MINSAL, 1,343 personas mueren anualmente por enfermedades asociadas al tabaquismo, esto corresponde a 4 personas por día.

El mayor peso de las muertes por tabaquismo está relacionada a las enfermedades del corazón (37%), las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (20%), las enfermedades respiratorias agudas (17%), los cánceres de tráquea, bronquios y pulmón (10%), la diabetes mellitus (8%) y un (8%) otras enfermedades relacionadas. Cifra de muertes que podría aumentar a futuro si no se logran reducir los hábitos actuales del consumo de tabaco.

Existe una relación compleja y perjudicial entre el tabaco y la pobreza. El tabaquismo afecta a los hogares de El Salvador, principalmente a los más pobres que destinan parte de sus ingresos en la compra de cigarrillos. La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que hasta un 10 % de los ingresos de los hogares puede ser gastado en tabaco, limitando el dinero para la alimentación, la educación, la vivienda y la ropa.

El consumo del tabaco tiene grandes impactos negativos en la economía de los países de renta media y baja, en el caso de El Salvador rondan los US$204 millones de dólares en términos de pérdida de productividad y gastos asociados a salud pública y privada.

Ante esta situación Fosalud, impulsa la campaña: Si fumas te esfumas. ¡Apaga el cigarro, enciende tu vida!, la cual tiene como objetivo alentar a la población salvadoreña a abandonar el consumo de tabaco y hacer uso de los tratamientos para la cesación tabáquica, los cuales están disponibles en la red de servicios de salud y los cinco Centros de Prevención y Tratamiento de Adicciones de Fosalud (CPTA).

Los CPTA, son unidades especializadas que brindan servicios gratuitos, dirigidos a prevenir y atender el uso y abuso de tabaco, alcohol y otras drogas donde laboran médicos, psicólogos, trabajadores sociales y enfermeras que están certificados por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Nacional Antidrogas (CNA) para realizar trabajos de prevención, tratamiento y rehabilitación de personas que sufren adicciones.

La campaña “si fumas te esfumas”, está alineada a las recomendaciones la OMS de utilizar imágenes impactantes para sensibilizar y persuadir a las personas respecto de los peligros del consumo de tabaco, reducir el número de adolescentes y jóvenes que empiecen a fumar y aumentar el número de fumadores que dejen el tabaco

Para la difusión de la campaña Fosalud hará uso de diferentes medios como la televisión, radio, cine, vallas, mupis, medios digitales, acciones de perifoneo, redes sociales y actividades de sensibilización con la ciudadanía.