El Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD) lanzó la campaña de prevención del alcoholismo en población joven, la cual se denomina “las historias con alcohol, nunca tienen un final feliz”. Esta campaña tiene su base técnica en los datos señalados en la  Encuesta Nacional de Alcohol y Tabaco (ENAT/2014), la cual menciona que  2.1 millones de personas mayores de 18 años han experimentado el consumo de alcohol alguna vez en su vida, pero casi la mitad de ellos habían iniciado el consumo a temprana edad, entre los 15 y 19 años.

El dato anterior ubica al alcoholismo en un problema vinculado a la niñez y juventud salvadoreña y  al consumo nocivo. En esta encuesta se estimó que aproximadamente 735,822 personas se consideran como bebedores de alcohol, 71% son hombres (525,269) y 29% mujeres (210,553).

Aproximadamente el 74% de los bebedores, es decir 540,266 personas tienen consumo nocivo de alcohol (más de 2 bebidas alcohólicas por episodio de consumo). El 37.5% consumen de 3 a 5 bebidas alcohólicas y el 35.9% más de 6 bebidas alcohólicas por episodio de consumo.

La directora ejecutiva del FOSALUD, Licda. Verónica Villalta, explicó que estos patrones de consumo nocivo en los jóvenes pueden incidir en el patrón de consumo a lo largo de su vida, ya que mientras más corta es la edad de inicio es más probable que desarrolle la enfermedad del alcoholismo y tener mayor cantidad de muertes a temprana edad.

Según datos del Sistema de morbimortalidad/MINSAL, las muertes por Trastornos Mentales y del Comportamiento debidos al uso de alcohol, durante 2015 fueron de 231 fallecidos s de las cuales 217 son hombres y 14 mujeres. En lo que va del año se registran 156 muertes (151 hombres y 5 mujeres).

En cuanto a las atenciones ambulatorias, desde el año 2008 hasta julio de 2016. Se reportan 28,504, corresponde a síndrome de dependencia; 21,575  a estados de abstinencia y 7,113 a intoxicación aguda.

En detalle podemos observar una tendencia al  incremento de los casos de intoxicación aguda, pasando de 609 casos en el año 2008 a 1,271 en el periodo de 2015, lo que refleja un abuso en el consumo de alcohol en la población.

Los servicios de salud para hacer frente a los miles de Trastornos Mentales y del Comportamiento debidos al uso de alcohol son escasos, debido a ello FOSALUD priorizó la apertura de 5 Centros de Prevención y Tratamiento de Adicciones (CPTA) ubicados en los hospitales nacionales de Santa Ana, Rosales, Saldaña, San Gertrudis y de San Miguel.

La atención por FOSALUD, a través de estos establecimientos, registra que desde 2015 se han atendido un total de 419 personas alcohólicas para recibir tratamiento ambulatorio y han cesado 238 personas, teniéndose una efectividad del 56.8%.

En cuanto a los gastos directos de atención en salud. El alcoholismo le cuesta al MINSAL cerca de US$ 1,2 millones de dólares cada año para atender los casos en los servicios hospitalarios, mientras que a FOSALUD le cuesta al año un estimado de US$ $700,000.