El Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), como una de las instituciones comprometidas en la implementación del Plan  El Salvador Seguro, presta especial atención a las víctimas de la violencia y está especialmente enfocado en desarrollar estrategias activas de prevención en la población joven;  por esta razón, la institución  lanza la campaña denominada “tu esfuerzo supera los obstáculos”.

La campaña tiene como objetivo motivar a la población adolescente a buscar y aprovechar las oportunidades como una herramienta para alcanzar las metas y anhelos profesionales y personales. Este esfuerzo de comunicación tiene una inversión de $89,000.00 en medios masivos de comunicación, con acciones territoriales en coordinación con los Comité Municipal de Prevención de la Violencia (CMPV).

La identificación de la problemática surge de los datos de un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo, el cual reveló que los principales problemas que aquejan a la juventud es  la falta de oportunidades laborales y educativas, los cuales  son factores que estimulan el involucramiento de los jóvenes a las diferentes formas de delincuencia. Esta situación,  no es exclusiva de El Salvador, sino una marca propia de la juventud global.

Además de la anterior problemática, la campaña contempla dos factores sociales de alto impacto: los embarazos tempranos y la drogadicción, que alejan cada vez más alejan a más niñas, niños y jóvenes de sus proyectos de vida.

El marco teórico de esta problemática de las niñas y adolescentes lo sustenta la reciente Encuesta Nacional de Salud 2014 reveló que 3 de cada 5 mujeres -de 20 a 24 años- (que no habían cursado ningún grado educativo) tuvieron su primer parto antes de los 18 años. Mientras que 1 de cada 14, en el mismo segmento de edad, lograron estudiar al menos bachillerato.

Otro estudio del MINSAL y UNFPA, sobre maternidad y unión en niñas y adolescentes, realizado en 2015, demostró que solo la cuarta parte de las niñas y adolescentes que abandonan la escuela a causa del embarazo, retorna a sus estudios después del parto. Además, este estudio reporta que 6 grados es el promedio de escolaridad de las niñas y adolescentes de 10 a 17 años que tuvieron un parto, en 2012.

Mientras que el alcoholismo en un problema vinculado a niños y jóvenes salvadoreños, ya que –según los datos-en su mayoría, son hombres los  que más consumen alcohol, entre los 18 y los 34 años, residente en zonas urbanas, que ha completado el bachillerato y que trabajan. La mayor parte de ellos iniciaron el consumo siendo adolescente, beben 3 y más bebidas alcohólicas.

Otro dato que respalda esta situación de la juventud, es que cuatro de 10 estudiantes han consumido alcohol alguna vez en su vida y el 68.5% tuvieron su primera bebida alcohólica antes de los 14 años, reportó la Encuesta de Salud Escolar.

Para contrarrestar esta problemática, la campaña tiene como finalidad incentivar a los jóvenes que ellos son los únicos que tienen el potencial y el poder de construir el futuro que quieren. Que aprovechen las oportunidades de la vida, alejándose de los distractores, las drogas, las pandillas y delincuencia que no les ayudarán a conseguir el éxito si no a desvanecerlo.