Con el video animado denominado “Lo que no sabías & Eva”, el Fondo Solidario para la Salud, resultó ganador del concurso “Expone la manipulación de la industria tabacalera, salva las nuevas generaciones”, en la categoría de Videos Complejos, de la iniciativa STOP (siglas en inglés “Deteniendo la Organización y Productos de Tabaco).

La competencia fue organizada por el Global Center for Good Governance (GGTC), una organización comprometida con ayudar a los gobiernos y a la sociedad civil para incrementar la conciencia sobre las tácticas de la industria del tabaco. Este organismo está conformado por diferentes entidades internacionales que lideran la lucha anti tabáquica.

“Para Fosalud, este premio representa la satisfacción de dar cumplimento a su compromiso de ejecutar acciones continuas para salvaguardar la salud de la población salvadoreña de los daños que causa el consumo directo e indirecto del tabaco y sus derivados. Los niños y jóvenes son el principal objetivo de la industria tabacalera que busca influenciarlos para consumir este tipo de productos”, expresó la Directora de Fosalud, Dra. Nathalie Larreinaga. 

En el video animado se retrata a una joven “youtuber” como la principal protagonista quien aborda diferentes temáticas para prevenir los daños que ocasiona el consumo del tabaco y la exposición al humo del mismo.

Así mismo, alerta sobre las nuevas tácticas utilizadas por la industria tabacalera para promover su consumo y el de nuevos cigarrillos electrónicos entre niños y jóvenes. A la vez, hace llamados de alerta para no caer en esta adicción que, sólo en El Salvador, causa aproximadamente 1,600 muertes al año.

De acuerdo con los organizadores, el video compitió con cientos de remisiones que fueron enviadas por 42 países. Los finalistas fueron evaluados por destacados expertos en comunicaciones de la Organización Global, en donde, El Salvador compitió contra Nepal, Líbano, India y Estados Unidos en la ronda final.

Según dicha organización, el material ganó porque contenía un mensaje claro que facilitaría crear conciencia sobre la interferencia de la industria tabacalera. Este reconocimiento posiciona a El Salvador como uno de los países que se esfuerza en la lucha contra el consumo del tabaco.

El anuncio de los ganadores en las diferentes categorías fue hecho en Tailandia, a través de su plataforma de Facebook.

Con este material, Fosalud busca dar a conocer las tácticas inescrupulosas utilizadas por la industria tabacalera para retener a sus consumidores y captar a nuevos usuarios de sus nuevos productos principalmente entre niños y jóvenes.

En el país, de acuerdo con la Encuesta Mundial de Tabaquismo y Jóvenes, en El salvador 2015 (GYTS por sus siglas en inglés) el 13.1% de los jóvenes entre 13 y 15 años de edad consumían tabaco, de estos 15.3% son hombres y el 10.7% son mujeres.  También reveló que 2.7% de los jóvenes consumían cigarrillo electrónico actualmente.

Asimismo, se evidenció que el 75.3% de los jóvenes quienes han consumido cigarrillo en su vida, tuvieron su primera experiencia a los 13 años de edad o antes.

Cumplimiento de Estado a compromiso mundial

Para el país, este es un reconocimiento de que el Estado salvadoreño se encuentra realizando acciones concretas para dar cumplimiento con lo emanado en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, según Art.12, 16  y 5.3, los cuales otorgan compromisos a los países firmantes:

Art.12 Cada parte promoverá y fortalecerá la concientización del público acerca de las cuestiones relativas al control del tabaco utilizando de forma apropiada todos los instrumentos de comunicación disponibles.

Art.16  Cada parte adoptará y aplicará en el nivel gubernamental apropiado medidas legislativas, ejecutivas, administrativas u otras medidas eficaces para prohibir la venta de productos de tabaco a los menores de la edad que determine la legislación interna, la legislación nacional o a los menores de 18 años.

Art. 5.3 Establecer y aplicar sus políticas de salud pública relativas al control del tabaco, las Partes actuarán de una manera que proteja dichas políticas contra los intereses comerciales y otros intereses creados de la industria tabacalera, de conformidad con la legislación nacional.