Datos del Sistema de Morbimortalidad del Ministerio de Salud (MINSAL), registran un aproximado de 1,500 personas fallecidas durante 2016, debido a enfermedades asociadas al tabaquismo, lo que corresponde a un promedio de 4 muertes diarias.

De igual forma, la Encuesta Nacional de Alcohol y Tabaco 2014 (ENAT 2014) revela que existe un alto porcentaje de fumadores de tabaco (es decir 357,793 mayores de 18 años que fuman, en el último mes).
Cuando un consumidor de tabaco se enferma o muere prematuramente priva a su familia de ingresos, aumenta el costo de la atención sanitaria y dificultan el desarrollo económico del país. Ejemplo de ello es que se estima un gasto de más de $53 millones anuales, para la atención de algunas enfermedades respiratorias asociadas al consumo y exposición de humo de tabaco que está encima de la recaudación por impuesto al tabaco ($ 28.1 millones para 2016).
Por estas razones, el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) impulsa iniciativas de prevención del consumo de tabaco y la protección a las personas que no fuman, basado en la Ley para el Control del Tabaco, específicamente en su Art. 6 y el 23 del Reglamento, que prohíbe fumar en ambientes donde se comercializa alimentos y bebidas, como bares, restaurantes y cafeterías.
La campaña de prevención del tabaquismo “al fumar, nos afectas a todos” que tiene como objetivo hacer conciencia a la población que la contaminación por humo de tabaco ajeno, en ambientes donde se venden alimentos y bebidas, es un factor de riesgo de enfermedad e incluso puede llevar a la muerte a las personas que están expuestas.
La Directora Ejecutiva del Fosalud, Licda. Verónica Villalta, comentó que la población blanco de esta campaña son los propietarios, administradores, trabajadores y clientes del sector de restaurantes, bares y otros establecimientos donde se venden alimentos y bebidas, a quienes se les instará a cumplir con las siguientes medidas:

Colocar carteles, en lugares visibles, con prohibición de fumar.

Recordar a los clientes al entrar que no se permite fumar dentro de las instalaciones en cumplimiento a la ley para el control del tabaco.

Eliminar todos los ceniceros del interior del local y de otros receptáculos para fumadores

Indicar a las personas que estén fumando que deben apagar los productos de tabaco encendidos, y explicarles de una manera cortés que ellos deben salir a fumar fuera del local

No permitir la publicidad, promoción y patrocinio de productos del tabaco.

Prohibir a los empleados fumar dentro del establecimiento, incluyendo en oficinas privadas y salas de descanso.

Así mismo se hará difusión de la campaña en radio, televisión, vallas, cine y mupies, los mensajes de la campaña serán difundidos en diversas actividades donde asisten personal de Centro de

Prevención y Tratamiento de Adicciones (CPTA) y la Unidad de Alcohol y Tabaco.