Beneficiar a la población más vulnerables es más que una frase institucional: es la razón de ser de todos los programas del Fondo Solidario para la salud. En esta ocasión las Unidades Móviles acercaron los servicios de salud a los niños y niñas de la Asociación Santaneca de Enseñanza Especializada, ASAES, donde se proporcionaron 110 atenciones médicas y 88 consultas odontológicas, en una jornada de 8 horas.

En el lugar, más de 100 infantes con necesidades educativas especiales,  cuyas edades oscilan  entre los 5 y 16 años, recibieron atenciones médicas y odontológicas. Los escolares asistieron desde tempranas horas a la Jornada médica  promovida por el FOSALUD, quien a través de sus unidades móviles se desplazó hasta dicho lugar.

La jornada contó con el apoyo de personal de medicina general, enfermería, odontología, farmacia y promotores anti dengue. La población beneficiaria son niñas, niños  y adolescentes afectados con síndrome de down, autismo, parálisis cerebral, incapacidad motora, retardo mental, hidrocefalia, discapacidad visual y auditiva, dificultad en el aprendizaje, déficit de atención quienes se beneficiaron con los servicios de salud; además se les hizo entrega de medicamentos.

“Nosotros el personal docente y administrativo de estos niños, la mayoría con talentos especiales, agradecemos el gran gesto de apoyo que nos da el FOSALUD a través de las unidades móviles; más aún en esta fecha trascendental en el que buscamos dignificar la vida de nuestros estudiantes”, manifestó la Arq. Elsa Figueroa Meza, administradora de ASAES.

El coordinador de la Móvil 5, doctor Víctor Pinto, informó que es la primera vez que se realiza una jornada en ESAES y que ha sido una experiencia muy gratificante, ya que las niñas y niños cooperaron mucho con el profesional que les atendió.

Agregó que los niños y niñas de la asociación tienen necesidades médicas y esas deben ser atendidas con voluntad de servicio, con dedicación, paciencia y amor.

Este tipo de jornadas se realizan en todo El Salvador, en los 262 municipios, priorizando aquellos que son de pobreza extrema. A la fecha se han cumplido 135 jornadas.