Durante el período vacacional por las Fiestas Patronales de San Salvador, más de 2,300 empleados del Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), entre personal médico, enfermeras, auxiliares de servicio, de archivo y motoristas, entre otros, se encuentran listos para atender todas las consultas médicas y de emergencias que se presenten.

Las acciones se enmarcan en el “Plan Divino Salvador 2019”, lanzado por el Sistema Nacional de Protección Civil, del cual es parte Fosalud, al igual que otras entidades de salud y de otra índole que velan por el bienestar social de la población.

Son 164 Unidades Comunitarias de Salud Familiar (UCSF) a cargo de Fosalud las que están de turno trabajando en horarios diferenciados a fin de atender consultas médicas generales, emergencias, servicios odontológicos (en 106 de las unidades), control infantil, curaciones, rehidrataciones, inyecciones, entre otros.

“Previo a este período vacacional también hemos realizado todas las verificaciones y coordinaciones a fin de contar con los insumos médicos y medicamentos necesarios para atender como corresponde a la población salvadoreña. Estos controles y procesos, inclusive, los iniciamos desde que llegamos a Fosalud en coordinación con el ministerio de Salud”, explicó la directora ejecutiva de esta institución, Dra. Nathalie Larreinaga.

Además, se tienen activadas dos unidades móviles a fin de atender cualquier emergencia que surja en la feria de Consuma y en el campo de la feria ubicado a un costado de estadio Cuscatlán, lugares donde se concentra mayor afluencia de visitantes.

Asimismo, más de 70 ambulancias están disponibles en todo el país para atender traslado de pacientes hacia establecimientos médicos.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM-132) del cual somos parte, funcionará normalmente 24/7 durante toda la vacación para dar asistencia pre hospitalaria a pacientes cuya vida esté en riesgo. Este sistema es operado desde las bases ubicadas en Zacamil, Soyapango, Santa Tecla y Monserrat.

En los puestos fronterizos se mantienen activas las 10 Oficinas Sanitarias Internacionales (OSI), con el fin de mantener la vigilancia epidemiológica necesaria por el flujo migratorio que se incrementa en esta época feriada. Esto permitirá tener un estricto control para la detección de casos que sean una amenaza de brote en el país.

Los 20 Hogares de Espera Materna continuarán funcionando las 24 horas para atender a las embarazadas que requieran apoyo y asistencia, previo al parto de sus bebés y posterior al mismo. En estos hogares se garantizan atenciones médicas a las embarazadas, recién nacidos y puérperas.

Para cubrir las atenciones y emergencias que se presenten a escala nacional mediante el “Plan Divino Salvador”, Fosalud estima una inversión superior a los 500 mil dólares.