La estricta aplicación de los protocolos sanitarios de parte del Gobierno del Presidente Nayib Bukele, bajo la coordinación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), está generando resultados positivos en el combate al COVID-19.

El viceministro de Operaciones en Salud, Francisco Alabi, informó que en las últimas horas 97 pruebas resultaron negativas a COVID-19, por lo que El Salvador se mantiene en tres casos positivos detectados desde la semana pasada.

“Eso nos da una gran alegría, porque sabemos que la circulación del virus en este momento es importada, quiere decir que estos tres pacientes vinieron del exterior”, señaló Alabi, pero reiteró que eso no debe de bajar la guardia para prevenir el mortal virus por lo que se continúa “tomando pruebas necesarias” y los salvadoreños deben de cumplir con la cuarentena domiciliar.

En el programa Diálogo 21, el viceministro Alabí señaló que a diario se aplican las denominadas “muestras centinelas” en los diferentes hospitales y unidades de salud, entre otros, para identificar “si existe circulación o no del virus, y la mayoría de las muestras que se han tomado han sido negativas”, aclaró.

El funcionario detalló que en el caso de las tres personas que dieron positivo al coronavirus “están completamente estables. Se les está cumpliendo las medidas generales. No hay ninguno en estado de gravedad, eso es muy importante”, destacó.

“Ellos llevan una vigilancia estrecha, una atención médica en un centro especializado, y sobre todo con un apego por parte de todo el personal que se encarga de enfermedades de este tipo”, dijo Alabí.

Además, el funcionario fue enfático en señalar que “este grupo de pacientes no ha desarrollado la enfermedad grave como se conoce en otros países” y que una de las personas afectadas tiene arriba de los 40 años.

El viceministro de Operaciones en Salud destacó que “los jóvenes han respondido bien” y que a la fecha en este segmento de la población no se registran casos, pero advirtió que “eso no debe de ser un punto para que se confíen, porque ya hay casos reportados en otros países de neumonías muy graves”.