El Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), no descansa en la tarea de sensibilizar e invitar a vivir las festividades de año nuevo sin pólvora. El Capitán Sinquema y la Agente Cerollama llegaron al Museo de las niñas y los niños Tin Marín para llevar el mensaje de prevención sobre los peligros de la manipulación de artefactos pirotécnicos

Julián Amaya Echeverry, padre de dos niñas, dijo que los personajes motivan a los padres a cuidar de sus hijas, “ninguna fiesta debe terminar en tragedia” e invitó a los adultos a no comprar pólvora a sus hijos ni a permitirles su manipulación.

No se debe olvidar que hay sanciones hasta penales para los padres de familia que permitan que sus hijos menores de edad manipulen pirotécnicos y resulten quemados por el uso de pólvora en estas festividades.

Con la entrega de volantes y globos, se dieron a conocer algunas recomendaciones al no uso de la pólvora y a su vez a estar muy atentos a los menores, ya que los juegos pirotécnicos, los morteros, el cohetillo, los silbadores, entre otros, son productos que atentan contra la integridad física de los niños, niñas y adolescentes, es por eso la importancia de evitar que utilicen.

Según el Sistema de Vigilancia del Ministerio de Salud durante el periodo comprendido entre el 1 de noviembre de 2017 al 27 de diciembre de 2018, se registran 88 lesionados por pólvora, lo que representa una disminución de 8 casos comparado al año anterior, sin embargo, el 50% de los lesionados fueron niñas, niños y adolescentes menores de 18 años. Los departamentos que reportan mayor número de personas lesionadas por pólvora son: San Salvador, Cabañas, La Libertad y Santa Ana.

Si se llegará a presentar algún tipo de lesión en niños, niñas, adolescentes o en algún adulto, se debe acudir inmediatamente al centro de salud más cercano para recibir asistencia médica según el tipo de lesión, lo importante es no usar remedios caseros, ya que pueden producir un mayor daño al desconocer el tipo de lesión ocasionada.