Honorable Sr. Michael Bloomberg y distinguidos líderes mundiales de Salud pública y gobierno de Sudáfrica.

En nombre de mi país, me siento profundamente honrada al recibir el Premio Bloomberg Philanthropies, por la implementación de ambientes libres de humo de tabaco en El Salvador.
Somos un país pequeño con 6.6 millones de personas y, como en el resto del mundo, la epidemia del tabaquismo mata y enferma a nuestra población; anualmente, mueren aproximadamente 1,500 salvadoreños por enfermedades relacionadas al consumo y la exposición al humo de tabaco.
Nuestra experiencia en el control de tabaco es una historia de lucha y valentía que se ha fortalecido en los últimos 8 años. Como salvadoreños, hemos priorizado el derecho a la salud por encima de los intereses económicos y comerciales de la industria tabacalera, la cual ha actuado de manera condenable intentando hacer retroceder las medidas de control de tabaco en nuestro país.

Gracias a múltiples esfuerzos, ahora contamos con advertencias sanitarias en los paquetes de cigarrillo y campañas educativas para advertir sobre los peligros del tabaco. Asimismo, se ofrecen servicios gratuitos y accesibles para la cesación tabáquica y se prohíbe fumar en todos los espacios públicos abiertos o cerrados.

Estamos comprometidos a defender con fuerza estos avances y acelerar la implementación de otras medidas de control de tabaco en favor del derecho a la salud y del desarrollo sostenible de nuestra población.

Visualizamos un mejor futuro para nuestro niños y jóvenes, si como gobierno y sociedad civil trabajamos unidos por un mundo más saludable libre del tabaco.

Muchas gracias