Más de un centenar de llamadas y una docena de jornadas de atención en salud mental es el resultado que, a la fecha, ha registrado Fosalud desde que inició un Plan de Atención Mental para los empleados que lo solicitaran tras sentirse afectados ante la pandemia por COVID-19

Para brindar dicho soporte, Fosalud, a través de la Gerencia Técnica, puso a disposición de todo el personal, un equipo de profesionales de la salud mental para apoyar a quienes lo solicitan y, por consiguiente, fortalecer los aspectos emocionales que se pudieran ver afectados producto de la pandemia.

El personal que ha requerido de asistencia labora como encargado de farmacia, archivo, médicos de las Unidades Comunitarias de Salud Familiar y, en menor cantidad, personal administrativo.

La asistencia emocional inició, entre otras acciones, con jornadas que se desarrollaron con el personal del Sistema de Emergencias Médicas.

Para fortalecer este servicio y procurar el bienestar emocional y sicológico de los empleados, la Administración puso en marcha un novedoso Programa de Atención en Salud, el cual funciona a través de un centro de llamadas ubicado en la sede central, en horarios de lunes a viernes de 7:30 a.m. a 3:30 p.m. y las 24 horas durante los fines de semana.

Tras el funcionamiento de este centro, las atenciones se intensificaron durante los meses de abril, mayo y junio, período en el cual se atendió también a familiares de algunos empleados que lo solicitaron.   

Para tener acceso a este programa, los trabajadores de Fosalud pueden llamar a los números 2528-9790 y 6031-3773 habilitados exclusivamente para la atención emocional y psicológica.

Cuestionario por afectación 

Paralelo a las acciones anteriores, el Plan de Salud Mental también incluye un “Cuestionario para el tamizaje de afectación psíquica en trabajadores de la salud en situación de Epidemia/Pandemia”.

Mediante dicho instrumento, para el cual se accede a través del Sistema de Información de Talento Humano (SATH), se valora inicialmente la posibilidad de que algún trabajador de la salud esté afectado.

Es así que sólo en el mes de mayo, 2390 empleados (65% personal femenino y 35% personal masculino), llenaron dicho instrumento para conocer su estado emocional y si lo estimaban necesario, solicitar ayuda. 

El trabajo de asistencia emocional también se realiza con el personal que ha resultado positivo a COVID-19, a quienes se les contacta mediante llamadas telefónicas. El soporte también contempla a familiares de los empleados afectados.

Desde esta Administración se seguirá trabajando para brindar al personal el apoyo emocional que sea necesario y requerido.