Autoridades del Sistema de Protección Civil, dieron a conocer en conferencia de prensa, informe preliminar acumulado en el marco del Plan Belén 2017 que se mantiene activo desde el 23 de diciembre hasta 01 de enero de 2018, para atender las emergencias durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

De acuerdo al reporte de las autoridades la noche del 24 de diciembre se reportaron en el Hospital de Niños Benjamín Bloom, 4 niños menores de edad lesionados por la pólvora, uno de ellos, un niño de 10 años sufrió quemaduras de segundo grado en los genitales y sus piernas, luego que se incendiaran unos silbadores que portaba en una bolsa del pantalón, según declaraciones del director del Hospital de Niños Benjamín Bloom, Dr. Hugo Álvaro Salgado.

Según el Viceministro de Políticas de Salud, Dr. Eduardo Espinoza, pese a que el año pasado se tuvieron 65 personas lesionadas por pólvora, la situación de este año es preocupante por la gravedad de los casos registrados y el tipo de lesiones.

Otra situación preocupante de acuerdo a Espinoza, es que del total de los 49 lesionados por pólvora, del periodo de vigilancia que corresponde al 01 de noviembre a la fecha, 20 personas se quemaron al utilizar pólvora prohibida, 5 por silbadores, 5 por buscaniguas, 2 por fulminantes y 8 por otro tipo de productos que no pueden clasificarse, pero que se fabrican para eludir la Ley.
En este sentido, las autoridades del Sistema reiteraron el llamado a madres, padres y cuidadores que su primer deber es garantizar la protección de sus hijas e hijas, a fin de evitar que estas cifras sigan en aumento al cierre del fin de año.

Por su parte la Directora de Fosalud, Verónica Villalta, externo también su preocupación, ya que las niñas y niños de 5 a 9 años son los más afectados, pues están manipulando pirotécnicos sin la supervisión de sus padres. Manifestó.

La funcionaria también señaló que Fosalud continuará trabajando intensamente en la sensibilización y en labor educativa, enviando mensajes de prevención a la ciudadanía para hacer conciencia que las niñas y los niños no deben manipular pólvora.