Tras una previa coordinación y el trabajo conjunto  entre Fosalud y otras entidades del Sistema de Emergencias Médicas, este día, un total de 50 pacientes que eran tratados por COVID-19 en diferentes centros  de la red nacional, fueron trasladados hacia el nuevo hospital El Salvador para continuar su tratamiento.

En el traslado participaron 27 ambulancias de Fosalud  y sus respectivos equipos de profesionales quienes, durante la movilización, brindaban atención a los pacientes  bajo los protocolos necesarios de asistencia médica y seguridad.

A través de su cuenta de twitter, la Directora Ejecutiva de Fosalud, Dra. Nathalie Larreinaga  externó  que la participación de las ambulancias es parte de  un esfuerzo articulado de todas las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Salud.

De acuerdo con el ministro de Salud, Francisco Alabí, esta medida se hizo para descongestionar  los hospitales  públicos del país por el incremento de casos y así evitar el colapso. “Hasta el día de hoy, llevamos cerca de 200 traslados y más de 500 atenciones a pacientes que libran la batalla frente la COVID-19.”, expresó el titular de Salud durante una conferencia de prensa.

El nuevo hospital El Salvador cuenta con  equipos médicos especializados, personal de Salud preparado y además  reúne todas las condiciones para una adecuada y oportuna atención.

La habilitación de este nuevo centro médico es parte de  las diferentes estrategias que el Gobierno del Presidente Nayib Bukele impulsó para  luchar contra la pandemia, tratar de salvaguardar la vida de los salvadoreños, y además, dejarlo como un legado para garantizar a la población el acceso a la salud.

La movilización de los afectados por la enfermedad  para que continúen su tratamiento se hizo desde los hospitales Saldaña, Soyapango, Zacamil, Rosales y San Rafael.