El Gobierno del Presidente Nayib Bukele recibió un donativo de 1,000 pruebas para la detección del COVID-19, valoradas en $60 mil, por parte de AES El Salvador y del programa Fondo de Solidaridad de FUSAL, que unieron esfuerzos con empresas privadas, organizaciones nacionales e internacionales y personas naturales.

Al respecto el comisionado Presidencial de Proyectos Estratégicos, Luis Rodríguez, reiteró que El Salvador realiza más tests de COVID-19 en la región centroamericana, “lo cual nos ayuda a controlar la propagación de la enfermedad”.

Al respecto, el presidente de AES El Salvador, Abraham Bichara, manifestó: “Reafirmamos nuestro compromiso con el país para ayudar a manejar lo mejor posible la pandemia. Seguiremos trabajando para llevar energía a hospitales, comercio e industria; trabajando juntos vamos a superar la emergencia”.

La donación de este día será distribuida por el Ministerio de Salud para la toma de muestras en casos catalogados como sospechosos o que demandan una respuesta más rápida.

En las últimas semanas, el Gobierno ha aumentado el número de pruebas diarias para identificar de manera oportuna los casos de COVID-19.